Mujer, deja de hacerte cosas, eres bella por naturaleza….

Sobre las mujeres siguen existiendo estándares de belleza impuestos. Por ello, las cirugías estéticas son la opción para modificar algún aspecto que no es del agrado. Sin embargo, estos siempre tienen riesgos. Así lo han demostrado muchas mujeres que se realizan la bichectomía, abdominoplastia, liposucción, aumento y levantamiento de senos o glúteos, entre muchas otras que al final tienen un resultado desastroso que ponen en peligro su vida.

Gastó millones en cirugías para parecerse a una caricatura - Canal 9  Televida Mendoza

Tal es el caso de Mariela Ayala, quien para su cumpleaños iba a permitirse el gasto de una operación estética, una liposucción de abdomen para sentirse mejor con su cuerpo. El resultado despues de la operación donde estuvo a punto de perder la vida fue la amputación de su pierna.

Otro caso donde tres mujeres de California fueron a hacerse un trabajo estético en Tijuana. Ninguna de ellas salió ilesa. Una de ellas murió en la clínica, otra está en diálisis por insuficiencia renal y otra acabó hospitalizada durante dos semanas. Así podemos continuar una interminable lista de mujeres, incluso hombres que por satisfacer los estandares de belleza o por simple adicción continuan poniendo en riesgo su vida.

México ocupa el tercer lugar mundial en cuanto al número de cirugías estéticas, sin embargo, en esta área ejercen algunos médicos generales improvisados y otros profesionales sin especialización, lo que implica graves riesgos, desde no obtener los resultados esperados, hasta lo más grave que es la muerte.

Una mujer bella por dentro no es aquella que tiene que ser físicamente hermosa o vestir ropa de marca, es aquella que con sólo sonreír hace sentir cómodos a quienes la rodean y transmite un imán, paz para estar con ella. Deja de buscar agradar a los demas, tu belleza no necesita poner en riesgo tu vida, puedes acudir a cosas naturales, caminar, correr, andar en bicicleta, nadar, muchos otros deportes para poder sentirte a gusto con tu cuerpo, puedes incluso pagarte un curso de belleza para poder encontrar la manera adecuada de arreglarte, pero por favor ¡deja de poner en riesgo tu vida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.