Nuevo León | “Dejé a mi familia un instructivo de qué hacer si desaparezco”

Durante el gobierno de Calderón aumentaron las cifras de desaparecidos, secuestros y sobre todo extorsión. Pasando por su puesto por la desaparición de periodistas que cubrían las actividades de los narcotráfico traficantes en México. Lugares turísticos como Acapulco y Mazatlán en Sinaloa, fueron etiquetadas por países Europeos y por los Estados unidos como peligrosos para los turistas extranjeros.

Estas desapariciones fueron causadas por la simple razón de que el gobierno federal rompió sus pactos de respeto de territorios y de no intervención con los grupos de delicuescentes. Esta guerra impulsada por el Gobierno de Calderón dejo millones de muertos, madres sin hijos y cientos de mujeres desperecidas.

Hoy nos sorprendemos de las noticias de los medios de comunicación. Sin duda se tiene en México una guerra. Guerra que por un lado se tiene entre los dueños de las televisoras y de los medios de comunicación en unfrente. Por otro lado AMLO y el gobierno federal que lucha por los pobres.

En nuevo León hoy en día un paseo de pocos minutos por las calles del centro de Monterrey deja ver hasta cuatro fotos de personas desaparecidas. También hay murales con rostros y nombres de aquellos en paradero desconocido. Se ven en cada poste, en cada esquina.

Son la muestra cotidiana de la crisis que vive la capital y todo el estado de Nuevo León, en el norte de México, convertido en la cuarta entidad del país con más desaparecidos según cifras oficiales: más de 6.000.

Pero este aumento de casos no es nuevo, especialmente de chicas muy jóvenes, lo que encendió todas las alarmas sobre la inseguridad que ha trastocado la vida diaria de miles de mujeres regiomontanas. Dicen que si no se cuidan ellas mismas, nadie lo hará.

Padres cuiden mucho a sus hijas, hay mucho peligro fuera de colegios, en lugares de esparcimiento y sobre todo en lugares públicos. La delincuencia fue solapada con los antiguos gobiernos, la delincuencia trabaja con policías y en estados como Puebla los policías cuidan a los rateros de celulares y a las trabajadoras del sexo de las calles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.